Sierras circulares comparativa

 

El más recomendable para nuestro pequeño taller es una sierra circular de mano, ya que resulta más económica que las de banco y las ingletadoras, y con un poco de práctica podemos conseguir acabados profesionales.

Si vamos a realizar trabajos continuos y fuertes, quizás nos interese optar por cualquiera de las otras dos. La sierra de banco será apta para cortar paneles y la ingletadora para pequeños trabajos. No obstante, en nuestro pequeño taller es más común necesitar algo sencillo para trabajos puntuales.

hora ya tiene una sierra circular que puede girar su hoja a aproximadamente 5,000 rpm. Pero, ¿qué más puede esperar?

 

La placa base se puede ajustar a la profundidad de corte deseada o inclinarse para realizar un corte angulado, que es típicamente de 45 grados para una unión de inglete. La placa se puede fijar con un tornillo o una palanca (para ajuste de velocidad, la palanca es mejor) y algunos modelos tienen una escala para que pueda leer rápidamente la profundidad y el ángulo de corte.

Es el espesor de la hoja y por lo tanto representa la ranura que produce esta al penetrar en la pieza de trabajo. Algunas hojas son más gruesas, mientras que otras son más delgadas. Las hojas que tienen un mayor ancho de corte suelen ser más costosas, pero por lo general duran más, extraen más material, producen un corte lento que requiere más fuerza y son ideales para cortar a través de clavos y tornillos.

Las hojas con menores anchos de corte son ideales para el acabado de carpintería porque eliminan menos material durante el corte, son más rápidas, más filosas y más suaves, pero son menos estables que el corte ancho y pueden desafilarse rápidamente.

Las sierras circulares de mano son una de las herramientas más comunes y versátiles dentro del mundo del bricolaje y la carpintería. Precisamente debido a ello existe un mundo de posibilidades y configuraciones: tipos de sierra, potencias, velocidades o tamaños son algunas de variables que debemos conocer para poder hacer una buena elección a la hora de comprar una herramienta de este tipo.

La potencia de la sierra es una variable muy importante.  Cómo podréis ver si comparáis los diferentes productos, la horquilla de potencia se situa entre los 500W hasta los 2000W. Por supuesto, a más potencia mejor será la sierra, pero si tan sólo la vamos a utilizar con piezas de madera finas por ejemplo, no será necesario comprar la más potente.

Elija una hoja de acero con punta para aplicaciones de precisión, tales como gabinetes o carpintería fina. El corte más pequeño será importante cuando se tiene que hacer mediciones y cortes precisos. Compra una hoja con un gran número de dientes si se quiere evitar el astillado del material, como cuando se corta la madera contrachapada chapeada o acabados interiores. Cuchillas Chapas de madera de corte típicamente tienen de 80 a 100 dientes.